Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

30/7/09

UN PASEO POR LLANES

El Concejo de Llanes se encuentra en la comunidad vecina y amiga del Principado de Asturias.
Saliendo por el occidente de Cantabria y a poco más de media hora de camino nos encontramos este bello pueblo marinero, a orillas del Mar Cantábrico.
Son numerosos los atractivos que hacen aconsejable su visita.Un buen motivo es conocer a
los llaniscos (así se denominan sus habitantes), gente amable y acogedora, pescadores, emigrantes, son numerosas las colonias llaniscas en Méjico y Venezuela.
Sus playas y acantilados, al norte, sus montes,con la Sierra del Cuera al sur, son paisajes protegidos, toda la villa está declarada Conjunto Monumental.




Llanes se ha convertido en los últimos años en un gran "plató" de cine y se puede hacer un interesante recorrido por los lugares que han servido de escenario para el rodaje de películas y series de television como,El Abuelo, La señora, El Detective y la muerte, El Orfanato, con directores de la talla de José Luis Garci, Gonzalo Suarez y otros.


Paula posando como una modelo

Los Cubos de la Memoria, obra del pintor vasco Agustín Ibarrola, no dejaran indiferente a ningún visitante del bonito puerto pesquero de Llanes.


Gaviotas "nadando" en los cubos

Pequeñin,pero bonito el faro ....

...y el Puerto de Llanes.

La Sierra del Cuera tapada por las nubes.


Escena final de la pelicula El Abuelo, rodada en Llanes con este par de magnificos actores ya desaparecidos.

26/7/09

XI SUBIDA AL PORRACOLINA

La subida al Porracolina este año ha sido épica. La organizacion, ateniéndose a no se sabe que criterios, ha cambiado el recorrido del descenso, y este ha sido poco menos que suicida.
Si en subir los 1414 metros de desnivel hemos invertido dos horas, en el descenso hemos tardado cuatro, eso habiendo llegado entre los cincuenta primeros participantes, pues a buen seguro habrá quienes lo hayan hecho en bastante más tiempo.
Muchos han dejado las quejas a los organizadores, mostrando su desacuerdo,aconsejandoles que el próximo experimento lo hagan con gaseosa.
El día fue soleado, las vistas maravillosas, los avituallamientos y la comida al final sobresalientes, pero para la próxima, o cambian el recorrido, o el tejón se queda en casa.
Pesares tengo de haber embarcado a mi hermano en esta, pues si en la subida me dio "pal pelo", en la bajada las ha pasado canutas.
Las fotos dan una idea de lo que os cuento. Espero que os gusten.











Amalio ya bajaba, cuando yo subía





























Esta foto del Homenaje al ciclista en El Puerto de Alisas la saqué para dedicársela a un amigo, a pesar del aspecto tan lamentable en el que se ve por culpa de los descerebrados de siempre.

24/7/09

ESTOY CABREADO....

....Y NO SE COMO DAR SALIDA A LA RABIA CONTENIDA QUE LLEVO POR DENTRO.

Estaréis todos enterados por la prensa, la radio, o la televisión, de los incendios declarados por toda la piel de toro. Saber que el 95% de ellos son intencionados y provocados por la mano del hombre, es lo que me llena de indignación.
¿Quien les paga?, ¿que fines persiguen?.
¿Cuantos mal nacidos e hijos de p... hay por metro cuadrado en este país?
Si no os importa el valor de miles de hectáreas de bosque quemadas, se os podían revolver las tripas viendo morir abrasados a vuestros semejantes, dejando viudas, y a niños sin padre.
Ojala existiera el infierno, para que ardierais en el fuego eterno.



23/7/09

LA HIGUERA

Hoy se cumplen diez años...
Nos dejó pero sigue vivo.
Sigue vivo en nuestros recuerdos, y sigue vivo, porque sigue viva la higuera que le regalé y que con tanto cariño plantó.
Este año dará una cosecha abundante,como las cosas que nos enseñó.
Nos enseñó a ser humildes como la higuera, como esta higuera, generosos, a ser acogedores como la sombra de una higuera, y a sobrevivir en tiempos difíciles, como sobreviven las higueras en los bordes de los caminos.


Porque es áspera y fea,
porque todas sus ramas son grises,
yo le tengo piedad a la higuera.

En mi quinta hay cien árboles bellos,
ciruelos redondos,
limoneros rectos
y naranjos de brotes lustrosos.

En las primaveras,
todos ellos se cubren de flores
en torno a la higuera.

Y la pobre parece tan triste
con sus gajos torcidos que nunca
de apretados capullos se viste...

Por eso,
cada vez que yo paso a su lado,
digo, procurando
hacer dulce y alegre mi acento:
«Es la higuera el más bello
de los árboles todos del huerto».

Si ella escucha,
si comprende el idioma en que hablo,
¡qué dulzura tan honda hará nido
en su alma sensible de árbol!

Y tal vez, a la noche,
cuando el viento abanique su copa,
embriagada de gozo le cuente:

¡Hoy a mí me dijeron hermosa!

POEMA DE JUANA DE IBARBOUROU

21/7/09

EL LOCO DE LA VIA

El loco de la vía vivía por donde corría con monotonía el tren a horario,
con atraso, pero todos los días.
Tenía una casa barata, chata, además de lata, techo que había hecho
con esos desechos que se encuentra a gatas, en la precaria orilla ferroviaria.
Tenía un perro puntiagudo, con alma de felpudo, que siempre estaba echado,
como entredormido, parecía cansado con solo un ladrido.

Con un grillo minúsculo atornillaba crepúsculos
y en el barro violeta de la quieta cuneta,
una luna roja de sangre se le antoja la luz de la barrera.
El loco de la vía abría a las mañanas una ventana nueva
con cortinas finas de estrellas vespertinas
y en el humo alargado de su fuego gastado se elevaba y ondeaba
una blanca bandera más alta y más grata que la del guardabarreras.

Tenía una mirada suburbana entre verde y cansada
y aunque veía parecía que ya no mirara o que no le importaba todo lo que había.
Una voz de vino, amarga que a muchos les dolía,
y cuando el tren pasaba con su marcha cansina, rutina encadenada,
él no decía nada, pero, se sonreía, y molestaba claro, al oficinista
que desviaba la vista con el sentido práctico de los burocráticos
que viven de rodillas tras la ventanillas
y que creen sólo en las cosas que están en las planillas.

A la señora beata santa mojigata con alma de rosario y de pecado diario
que con recogimiento y arrepentimiento de confesionario
siempre se escondía del loco de la vía, claro, como no pedía...
¡ah! si hubiera ido por la sacristía
,si hubiera sido como los demás que lamían consuelos no le molestaría,
y hasta pagaría con una limosna la paz en el cielo.

Al señor pudoroso, serio, moralista, ese que da el acento correcto,
educado que por las noches vive en el mareo loco devaneo
de plumas de coristas y un amor pagado,
al pseudo inteligente con cara de valiente, de duro intransigente,
que se cree reformista, que cuando lo veía, al lado de la vía,
al sol sin la camisa, desafiar al mundo con su risa,
comprendía que él, también iba en el tren, el de todos los días.

Al político retórico, crítico porque no lo votaba el loco de la vía,
y a los vendedores y a los prestamistas porque no compraba y no se vendía
,a los poderosos porque era orgulloso,
a los desgraciados porque no era esclavo,
a la hipocresía porque no creía y a los mansos porque se comprometía,
claro, les molestaba porque aún callado, nunca se callaba,
es que era un mal ejemplo el loco de la vía, había que aplastarlo,
borrarlo, desterrarlo, no vaya a ser que un día quieran imitarlo
es un enemigo, vive al sol, no es mendigo y hasta, a veces, canta,
es un subversivo...; y vinieron veinte carros de asalto,
cuatro de explosivos, un camión de la perrera,
un destornillador para aflojar los grillos, máscaras antigases,
carros autobombas, sesenta mil mangueras
para aplacar el humo blanco de su blanca bandera.

Le aplastaron la casa barata y chata,
le expropiaron al perro puntiagudo con alma de felpudo.
El loco de la vía reía todavía, y gritó libertad, con su voz que dolía,
–éste ya está en la lista– dijo el oficinista,
y la santa señora en un avemaría pasaba la alcancía,
el señor circunspecto miraba muy correcto,
los hipócritas se compadecían,
el político crítico con sentido analítico dijo que era anárquico,
que su fin era típico; los poderosos repetían con gozo: es un ejemplo claro;
la libertad no existe, decían los esclavos,
y los mansos con quietud de remanso rezaban
y un curita les decía: arrodillados hijos, siempre arrodillados, hijos.

Y así se lo llevaron al loco de la vía.
Y en su lugar de lata de lunas escarlatas,
con ventanas nuevas todas las mañanas,
con cortinas finas de estrellas vespertinas,
picotean el crepúsculo de algún grillo minúsculo
unas cuantas gallinas.
RAFAEL AMOR

18/7/09

TRESVISO

Si en la anterior entrada os hablé del mar, hoy toca hablar de montaña, y como Cantabria es Infinita y tenemos de todo, ayer, desafiando al hombre del tiempo que anunciaba lluvias abundantes y fuertes rachas de viento me propuse subir a Tresviso desde Urdón, en el Desfiladero de la Hermida,acompañado de mi hermano Demetrio "el bicigrino", mi cuñado Isidoro "el de Caloca",y mi primo Darío "el de Cieza".Autóctonos todos.
Es Tresviso uno de los pueblos más altos de Cantabria a casi 900 metros de altura sobre el nivel del mar.Son pocos más de 60 el numero de habitantes y se encuentra enclavado en el corazón de El Parque Natural de Los Picos de Europa.


Eran poco más de las ocho de la mañana cuando comenzamos a subir, y cruzamos los primeros puentes sobre el río Urdón, que como se puede ver baja sonoro y con aguas cristalinas.





El desnivel es considerable, y pronto entramos por un sendero serpenteante y empinadas cuestas con abundante piedra suelta.

El "bicigrino y el de Caloca iban "escapaos"...

.....y Darío decía:

"como se ve que vosotros no habeis "fumao"

¿Que os parece el camino?.Guapo, ¿no?.Pues hasta hace no muchos años por aquí subían los vecinos de Tresviso a lomos de mulos y caballos los materiales para reparar sus casas, y toda clase de muebles y enseres.

Un rayo de luz entra a través de las montañas.
Merece la pena sudar,esta vista del pueblo recompensa el esfuerzo.



Pero sin duda lo que más recompensa es este queso Dominación de Origen Bejes-Tresviso, pues aunque la fama se la lleve Cabrales,el queso de Tresviso ha sido galardonado como mejor queso azul del año en España.

El queso, el pan, el chorizo y el vino,sin gasolina no se puede andar.

Los pastos,y las leche de las cabras son la madres del queso.Se ven numerosos rebaños de cabras pues en Tresviso habitan los últimos pastores de Los Picos de Europa.

A la vuelta nos acercamos en coche hasta El mirador de Santa Catalina, tambien conocido como Bolera de los Moros, alguno se rajó y no quiso ponerse en el mirador.

Y eso que la vista del Desfiladero desde encima merece la pena.

Al fondo el Puerto de San Glorio, entre Cantabria y León