Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

27/2/11

SERAFIN TORICES


Si alguna vez paseando por las empedradas calles de Santillana os encontráis con esta bruja guardando la entrada de su cueva, no temáis, aunque no lo parezca y exhiba la escoba de forma amenazante, os dejará entrar y en su interior encontrareis un mundo lleno de seres mitológicos y fantasía.

Dentro es muy fácil encontrar a "Fino" moldeando el barro y dando vida a seres mitológicos y de leyenda, gatos con bigotes, vacas pintas, "Chinchorros", ceniceros, platos, estelas.... todo lo que podáis imaginar, sale de sus manos convertido en arte con un sello y una personalidad que solo él sabe dar.

Traviesos duendes vestidos con telas verdes que han sido impregnadas en el barro y pasadas por el horno....

.....igual que las inmaculadas vestimentas de las anjanas.

Unas rubias, otras morenas pero todas con su varita mágica y el pelo lleno de flores de colores.

Temibles guerreros cántabros hacen guardia a las ordenes de Corocotta.

Escarpines de mil colores, y muchas más cosas que nunca imaginasteis.
"Hace una friolera de años que el escarpín se asienta sobre esta tierra, estaban hechos de sayal o de gruesa bayeta y se llevaban en combinación con chátaras (sandalias) y albarcas (zuecos de madera)".
Todo ello muy cerca de La Colegiata y del bebedero.

Así que ya sabéis, por si tiene pocas cosas que visitar Santillana del Mar, aquí os recomiendo una más, si además encontráis dentro a Fino, de mil amores os atenderá.

23/2/11

VALLE DE LIENDO



El hermoso y fertil valle de Liendo, se encuentra entre dos de las localidades más turísticas de Cantabria (Laredo y Castro Urdiales.)
Sus verdes prados están protegidos de los vientos del mar por los enormes farallones rocosos que se ven al fondo de la foto.

Lo abrupto de su costa hace que no tenga grandes playas, pero si unas recoletas calas como es la de San Julian de la foto que debe su nombre a una ermita semi derruida que hay en las proximidades y por la que se pasa si se hace la ruta hasta Laredo.

En el pueblo podemos ver magníficos ejemplos de casonas solariegas, con escudos que dejan entrever un pasado esplendoroso.

Llegar hasta Laredo por la costa no es recomendable para quienes tengan vértigo pues hay que hacerlo por un sendero al borde del mar con unos precipicios que dan escalofríos.
Recompensa llegar al alto y ver la Villa de Laredo con su playa de más de cinco kms a nuestros pies.

18/2/11

PICO DE LAS NIEVES 2ª PARTE


Algunos me habéis comentado en la anterior entrada que os quedasteis con ganas de saber un poco más de los orígenes de esta ermita y ha sido un fallo mio no haberlo hecho primero, aun sabiendo que había motivos para ello. Es por eso que me dispongo a corregir mi error.
Si no lo hice primero fue porque sentí vergüenza al ver de nuevo el estado en que han quedado los paneles informativos que se instalaron hace unos pocos años, donde se explicaba detalladamente los orígenes de esta ermita. Tras el paso de los vándalos del spray hoy son ilegibles.
Está documentado que ya en el año 1356 moraba en este pico un ermitaño que custodiaba la ermita y que entonces se conocía como Virgen de los Castros.
Cuenta la leyenda que la Virgen tenía morada en esta esbelta roca calcárea y desde allí velaba por los habitantes del Valle de Güriezo. Los devotos de la Virgen decidieron construir una ermita en un lugar llamado hoy en día Casa de la Virgen, y empezaron a subir los materiales para su construcción al lugar elegido, pero cuando subían al día siguiente los materiales aparecían en lo alto de la cima del Castro. Así sucedió varias noches hasta que decidieron una de ellas esconderse para desvelar el misterio, comprobando como los ángeles acarreaban los materiales hasta la cima. Interpretaron entonces que era deseo de la Virgen permanecer en lo alto del picacho, entonces la ermita se edificó en la cumbre de la montaña.
El santuario actual data del siglo XVII, y como ya decía al principio, originalmente era conocida como Virgen de los Castros hasta que un 5 de agosto cayó una gran nevada sobre el lugar y a partir de entonces se conoce como Virgen de las Nieves. Desde esa fecha cada año, se organiza una ascensión a la ermita. El rito va acompañado de una popular romería, y es creencia popular que las aguas que manan en una fuente cercana al santuario tienen poderes curativos.
"La Virgen de las Nieves tiene unos bueyes con campanillas de plata y listones verdes..."
La foto la he cogido de aquí. En ella se ve uno de los restos megalíticos.

15/2/11

PICO DE LAS NIEVES



El pasado día seis hice mi primera salida del año de senderismo subiendo al Pico las Nieves de 778 metros de altitud en la zona más oriental de Cantabria.

Está situado en la divisoria de los ríos Asón-Agüera, en el termino municipal de Güriezo.En su cumbre se levanta una ermita que dedica su culto a la Virgen de las Nieves y es el escenario una vez al año en el mes de agosto de una concurridisima y popular romería.

Las vista que se ofrecen desde su cima son espectaculares, en un día despejado se pueden ver desde las bahías de Santander y Santoña, hasta las desembocaduras de los ríos antes citados, Asón y Agüera. Mirando hacia el oriente del mar Cantabrico se puede ver el super puerto de Bilbao y hasta el Cabo Machichaco.

Y como no los valles que vamos dejando atrás, con sus prados verdes donde pastan las vacas "monchinas", especie autóctona de Cantabria y la vecina Vizcaya. De hecho estamos en una de las zonas donde comenzó el pastoreo en la cornisa cantábrica y en su entorno se encuentran también algunos menhires y dolmenes, siendo uno de los focos megalíticos más destacados de Cantabria.


La subida, salvo el tramo final no es de gran dureza, lo peor son los casi cinco kms de pista asfaltada. El día es despejado, pero si volvemos la vista hacia atrás, observamos como el mar está tapado por una densa niebla.



La ermita nos espera en lo alto del pico.

El grupo de noventa senderistas quedó bastante desperdigado en la subida.
Los que ya estábamos arriba nos recreábamos con las vistas.

Al sur las montañas nevadas en los limites de Cantabria con las tierras burgalesas.
El embalse del Juncal que abastece con sus aguas una central hidroeléctrica. Por el he pasado cada vez que he hecho la ruta a la que pertenece la foto que hay en la cabecera del blog.

Hemos de coger la carretera que se ve abajo para seguir la ruta.

La niebla sigue en la costa. Abajo en el valle se ve el municipio de Güriezo. Es recomendable probar el queso fresco típico de la zona.

Nos esperan siete kms de descenso con 750 mts de desnivel, al final y para ser la primera del año las piernas quedan bastante cargadas.
La próxima será por la Montaña Palentina.

8/2/11

SONABIA-ORIÑON



Estaba dudando al hacer esta entrada entre el mar y la montaña pues el fin de semana ha dado para todo y al final me he decidido a traer hasta mi cueva, antes de que llegue Lito, este rincón de la costa oriental de Cantabria donde como podéis ver en las fotos hay de las dos cosas.

Este enorme farallón de roca caliza forma parte de una de las zonas más abruptas del litoral cántabro. Se conoce como monte Candina, con una altura de casi quinientos metros, y en su cima habita la mayor colonia de buitres leonados de la cornisa cantábrica.

A sus pies se encuentra esta pequeña cala conocida como playa de Sonabia, resguardada de los vientos donde ya se practicaba el nudismo cuando aun estaba perseguido, dado que el lugar es apartado y poco accesible. Anteriormente se le conocía por el nombre de playa de las vagas, pues era frecuentada por las mujeres del lugar cuando acompañaban a los maridos a realizar las labores del campo en los prados cercanos.
Al fondo de esta ola desmelenada por el viento podemos apreciar el Monte Buciero, que guarda la desembocadura del río Asón, la bahía de Santoña y la playa de Laredo.

La playa es de arenas muy finas y el baño ha de hacerse con precaución pues son bastante frecuentes las resacas.

Los prados siguen a las dunas y el verde muere en la arena.

Si miramos hacia el oriente nos encontramos con este singular y curioso istmo que es conocido como Punta de la Ballena, un buen sitio para los aficionados a el marisqueo.

Vuelvo la vista atrás porque presiento que me miran y veo en lo alto del pico a "Los ojos del diablo".Así es como se conocen las dos oquedades formadas en la piedra horadada.



Acercándonos un poco más a la ballena.

A sus espaldas la ría y desembocadura del río Agüera y la playa de Oriñón, y más al fondo el puente de la autovía del cantábrico, antes de entrar en los tuneles de Islares.

1/2/11

LA ORILLA DEL MAR


No es agua ni arena
la orilla del mar.
El agua sonora
de espuma sencilla,
el agua no puede
formarse en la orilla.
Y porque descanse
en muelle lugar,
no es agua ni arena
la orilla del mar.
Las cosas discretas,
amables, sencillas;
las cosas se juntan
como las orillas.
Lo mismo los labios,
si quieren besar.
No es agua ni arena
la orilla del mar.
Yo solo me miro
por cosa de muerto;
solo, desolado,
como en un desierto.
A mi venga el lloro,
pues debo penar.
No es agua ni arena
la orilla del mar.
Poema, "La orilla del mar" de José Gorostiza.