Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

30/3/12

CAMINANDO POR LA VIDA- 2ª ETAPA.

La segunda etapa de la ruta "Luchamos por la Vida", partió desde el punto donde acabamos la anterior, Ramales de la Victoria.
Debe el nombre este pueblo a que es un lugar de encuentro y un cruce de caminos, ramales que se encuentran viniendo de diferentes orígenes unos desde la cercana Vizcaya, otros de la provincia de Burgos y de tierras castellanas y el que nos llevará a través de sierras y montañas hasta La Gandara de Soba lugar de destino y final de la etapa de hoy, toda ella dentro del GR 74 como se ve marcado en el poste al lado de una olla de las que se usaban hace años para la recogida de la leche y que hoy están fuera de uso. Curiosamente está atada con una cadena al árbol.
El día amaneció despejado y andamos todos un poco despistados con el cambio del horario y el adelanto de la hora.
Va aumentando el numero de participantes y hoy se han llenado cuatro autobuses, más de 200 senderistas, no quiero pensar si la cosa continúa así cuantos seremos el día que lleguemos a Covadonga.
La marcha da comienzo pasadas las diez de la mañana, por delante tenemos 900 metros de desnivel de subida y 19 kms de recorrido.
Antes de seguir me gustaría presentaros a quien me acompaña en la foto, solo tenéis que pinchar en este enlace si queréis saber quien es esta gran persona.
Es el único socio de honor de nuestro grupo de senderismo (ORZA), y todo en el desprende sencillez.
Me cuenta que solo le falta conocer las montañas australianas y que todos los días sigue saliendo a caminar por los montes cercanos a su casa, los vecinos le preguntan si no le aburre y el les dice que todos los días ve y aprende algo nuevo en el monte.
Continuamos por el interior de un hayedo, el sol ya está un poco más alto, comienza a hacer calor y los árboles aún sin hojas dejan pasar sus rayos, y bajo ellos caminamos esquivando la roca y tratando de pisar el mullido suelo musgo y hojas.
Es costosa la subida y poco a poco se va estirando el grupo.
Salidos del hayedo hacemos una parada para reponer fuerzas, dejamos a nuestras espaldas el Pico San Vicente y continuamos ascendiendo por la Sierra del Hornijo, el sol ya aprieta de lo lindo y todo sigue cuesta arriba.
La senda está bien señalizada y llegando a este punto me empiezan a flojear las piernas, creo que me están pasado factura los anti inflamatorios que he estado tomando durante la semana por un problema de cervicales que al final me solucionó un masajista.
De frente veo El Mazo grande, hay que pasar por la ladera y continúa la flojera, aligero la mochila que me pesa como un demonio, (siempre la lleno de por si acasos),bebo agua, como un plátano, galletas de chocolate y llego a duras penas hasta él, aprovecho los neveros que quedan para refrescarme y continuo la marcha.
Acabo recuperandome una vez arriba contemplando las maravillosas vistas que tengo enfrente, el Portillo de la Sia que hace de frontera entre Burgos y Cantabria, aunque nevó el martes y hoy es domingo apenas queda nieve pues salió el viento del sur y rápidamente la deshizo.

Mirando para el otro lado veo el Puerto de Lunada también con un poco de nieve y el Valle de Soba con sus cabañas y un verde intenso. Hasta La Gandara ya todo es descenso por pista, en poco más de hora y media estaré en el pueblo.
Aparte de la belleza de la ruta lo mejor de la jornada ha sido conocer a la persona que os presenté al principio, ha hecho todo el camino con las manos en los bolsillos, ¡que es esto para él!. Llegados al pueblo nos tomamos un café juntos, hacía mucho tiempo que no tomaba un café tan rico.
Me acerqué hasta el mirador de las cascadas del río Gandara y fotografié el espectáculo que supone ver la nieve deshecha corriendo y saltando por esos barrancos a la sombra del Mazo Grande y el Mazo Chico que se ven al fondo de la foto.
La próxima etapa el día 22 de Abril, "La Gandara de Soba-San Roque de Río Miera"
Creo que es más dura.
LUCHAMOS POR LA VIDA.
MUCHO X VIVIR.

26/3/12

SI NOS UNIMOS, VENCEMOS

Cuando todo parecía perdido,
cuando nada estaba de su parte,
decidieron agruparse
venciendo al firme y duro tronco,
atacando desde la base.

21/3/12

DÍA DEL ÁRBOL- DÍA DEL AGUA

Según UNICEF, más de 400 millones de niños en el mundo no tienen acceso directo al agua y cada día en lugar de coger unos libros y una cartera para ir a la escuela han de caminar largas distancias y cargar sobre sus débiles espaldas el agua necesaria para poder sobrevivir.
Qué no darían esos niños por ver nacer el arroyo de la foto.
Un frío día de este pasado invierno acudí a la llamada de la asociación "Salvemos el Dobra" para contribuir con una encina y un tejo de mis viveros con la lucha que lleva esta plataforma para la recuperación de un espacio de dominio publico y en contra de la salvaje degradación de estos montes.
Allí, frente a las canteras, armados con picos, azadas y palotes, un pequeño ejercito de locos y chiflados,(esos a quienes muchos despectivamente llaman ecologistas), que no huyen y resisten y que creen que otro mundo es posible y que defienden el legado que dejaron nuestros antepasados en el Monte Dobra....
..... cuevas con pinturas y restos prehistóricos, asentamientos de legiones durante la ocupación romana y el Castro Cántabro y sus murallas que según dicen los que han tenido acceso al informe de impacto medio ambiental, elaborado por sesudos peritos para legalizar las canteras surgieron allí de manera espontánea, negando la historia y si por ellos fuera negarían hasta que alguna vez hubo pintores en Altamira.
Allí plantamos nuestros árboles porque nos negamos a que pasados unos años todo el monte sea un páramo llano como muestra la foto de abajo.
Si el árbol busca el agua, y el agua busca al árbol, hagamos algo para que se encuentren.
En el mundo hay una media de mil árboles por persona, en España tan solo es de veinticinco.
Si queremos agua hemos de plantar árboles.


17/3/12

CAMINO DE LLENDEMOZÓ

Hoy me gustaría llevaros a dar un paseo por uno de los "Caminos Históricos" del Valle del Saja.
Un territorio rico y variado tanto en el aspecto natural como en el cultural. Comienza el camino con una empinada cuesta y a medida que tomamos altura vemos como queda en el fondo el valle y los pueblos que riega el río Saja, Sopeña, Valle, Terán, Selores....
Pronto empezaremos a ver grandes extensiones de prados, pastizales de alta montaña donde sestea mansamente el ganado autóctono,( la raza tudanca muy querida por los ganaderos que quedan por estas tierras), donde abundan los brezos, helechos y arándanos y aún se conserva uno de los bosques caducifolios que subsisten entre los Valles del Saja y el Besaya.
Podremos contemplar todo ello mientras recorremos parte del trayecto utilizado a partir del siglo IX por las gentes que vinieron a refugiarse en esta zona huyendo de la invasión musulmana y posteriormente por estos mismos caminos volvieron a salir atravesando las montañas para repoblar las tierras castellanas. Fue este hecho el que sirvió para acuñar el término "foramontano".
Llendemozó es uno de esos pueblos rurales ligado al camino y a la prosperidad que genera y que hoy está deshabitado y que perdió la batalla de la supervivencia cuando se abrió a finales del siglo XIX la carretera y el puerto de Palombera.
Su población envejeció o emigró y quedó sumido en el más completo abandono a finales de los años sesenta.
No por escaso dejaba de ser rico su patrimonio y de él hoy solo quedan las piedras de esta noble casa blasonada del siglo XVIII con los restos de un escudo que representa las armas de Cossío y Terán.
Antes de llegar a la Ermita de San Antonio contemplaremos un rato como pasta la manada de caballos.
No creo haber sido capaz de captar la belleza de esta ermita que tras años de abandono ha sido magníficamente restaurada, hasta ella suben todos los años los habitantes de los valles para honrar a San Antonio.
Está datada en el siglo XVII aunque se cree que su origen es anterior. En su interior se guardan restos de un retablo de madera policromada.
Es una tarde apacible de invierno y la nieve caída días atrás ha sido rápidamente deshecha por los vientos del sur y la que se ve está en cotas más altas.
El brusco desnieve provocó algunas inundaciones en el valle.
Nuestros pasos continúan por un mullido sendero de hojas secas y es de agradecer la escasa sombra que dan los árboles desnudos en esta época del año.
El destino final es el pueblo de Viaña que ya se ve allá, en el fondo del valle.
Es un pequeño pueblo con apenas sesenta habitantes pero está muy bien conservado y luce en él un viejo tejo que destaca por su altura, parece como si quisiera asomarse para ver más allá de los montes.
Reina el silencio en el pueblo y solo se oye el zumbido de las abejas en unas colmenas cercanas.
Espero haya sido de vuestro agrado el paseo.

14/3/12

EL GORRIÓN COMÚN

Creo que a todos nos ha pasado alguna vez, tener una entrada preparada y comprobar como se te adelantan en otro blog.
Se me presentó la ocasión de sacar las fotos que os traigo hoy a mi cueva y quería aprovechar la ocasión para hablaros de el gorrión, pero Nieves, de "Los cuentos de la China" me ganó.
Volviendo a ver hoy de nuevo las fotos he pensado en hablaros de los gorriones hoy yo.
Es el gorrión común, ese pajarillo que por ser, eso, tan común parece no importar a nadie, salvo a unos pocos ancianos que sentados en los bancos de algún parque desmigan para ellos trozos de pan duro.
El mundo para ellos también se ha vuelto hostil. La contaminación, los herbicidas, el hormigón y el urbanismo sin control hacen que esta especie esté atravesando por un momento difícil y haya pasado en unas pocas decenas de años de ser una de las más abundantes a entrar en retroceso, estimándose en millones el número de gorriones desaparecidos y ahora se encuentra en peligro de extinción.
El polvo de los caminos en el que se revuelcan para desparasitarse se ha convertido en el frío y duro asfalto sobre el que cayó de un tejado este gorrión que yace muerto en el suelo.
Observo la escena y entristezco cuando veo que se acerca su compañero, se aproxima prudentemente y lo mira, trata de reanimarlo y tira de él como queriéndolo llevar, apenas consigue moverlo unos centímetros pero lo intenta una y otra vez, una y otra vez me mira y al final se marcha derrotado y yo no se que hacer, y me viene a la memoria el cuento de Miguel Hernández: "El gorrión y el prisionero".

"Los gorriones son los niños del aire, la chiquillería de los arrabales, plazas y plazuelas del espacio. Son el pueblo pobre, la masa trabajadora que ha de resolver a diario de un modo heroico el problema de la existencia. Su lucha por existir en la luz, por llenar de píos y revuelos el silencio torvo del mundo, es una lucha alegre, decidida, irrenunciable. Ellos llegan, por conquistar la migaja de pan necesaria, a lugares donde ningún otro pájaro llega. Se les ve en los rincones más apartados. Se les oye en todas partes. Corren todos los riesgos y peligros con la gracia y la seguridad que su infancia perpetua les ha dado...."

Un comentario hecho posteriormente a la publicación de esta entrada me obliga a dejaros este otro enlace, no dejéis de leerlo....
y este....

8/3/12

EL MAR NO SE PUEDE PARAR

Agua del aire,
viento del norte,
verde y culpable.
Y las olas que no paran,
y las olas por favor que no se paren.
Aire en el agua, sol de agonía,
espuma blanca, sobre las olas caían.
Las olas que no paren todavía.

Si alguna vez el mar se calla,
si alguna vez no baila el agua.
Si alguna vez quiero un deseo,
es navegar con el agua de nuevo.

El mar no puede quedarse quieto, tan quieto.
Hambre de luna, fuego sin cruces,
las caritas desnudas, y que canten en la noche,
esta noche moruna el mar es el mismo repetido,
solo cambian el puerto y sus besos en el río.
Vete al mar, la boquita del mundo,
y las olas que no paren,
que no paren un minuto.

Esta canción está incluida en el disco "Mujeres de agua" de Javier Limón y la traigo hasta aquí porque me parece que es un homenaje y un canto a la libertad, de la que no disfrutan esas mujeres, en muchos de los países que unen las aguas del Mar Mediterraneo

4/3/12

AYUDANDO A LA NATURALEZA

Llega la primavera y con ella la mejor de las ocasiones para acercarnos al mundo natural, observar la fauna y la flora y contribuir en la medida que podamos por mejorar la naturaleza. En la naturaleza está el futuro y es tarea de todos y un gran reto la conservación de las especies y los espacios donde habitan o pueden habitar.
Este invierno la floración del romero ha venido un poco más tarde que otros años pero en estos días es una verdadera explosión de flores y aromas para disfrute de los sentidos. Sobre vuelan sobre ellas enjambres de abejas recolectando el polen y entre todas ellas un abejorro cosecha de forma tan inquieta y veloz que me resulta difícil fotografiarlo.
Cuando intenta emprender el vuelo le resulta complicado hacerlo dado el gran peso que le debe suponer la bola naranja de polen que lleva entre las patas y consigue hacerlo batiendo insistentemente las alas.
Hasta aquí el ejercicio de observación de la naturaleza.
De la segunda parte de esta entrada tiene bastante culpa un bloguero que se hace llamar camperoinquieto y que defiende con tanto cariño y habla con tanta pasión de los pájaros y las aves en su blog que si lo visitáis estoy seguro que quedareis enganchados a él de la misma forma que me he enganchado yo.
En una de sus entradas recomendaba el campero ayudar a las aves su nidificación construyendo cajas-nido y facilitaba distintos tipos de ellas, yo me decidí por la del cernícalo y como no soy muy manitas para estas cosas me las ingenie para liar a Enrique, el padre de un buen amigo que aunque está jubilado aún no ha parado de trabajar y es un artista en todo lo que hecha mano, podéis comprobarlo viendo la caja-nido tan chula que me ha construido.
Llevar la caja-nido hasta la cueva del tasugo, (esta es la virtual) y colocarla lo más alto que pude en las ramas de un aliso no ha dejado de tener su dificultad, la caja pesa bastante y la rustica escalera de madera también.
En la operación me "ayudaron" y sacaron la foto dos pequeños nietos de una prima mía a los que conseguí transmitir la ilusión que llevaba, y si he de decir la verdad al acabar de sujetar la caja en el árbol no se bien quien se lo pasó mejor si ellos o yo.
Cuando volvíamos a casa caía el sol y los últimos rayos del atardecer descansaban sobre los primeros brotes de un fresno.
Charles Darwin dijo: "El amor por todas las criaturas es el más noble atributo del hombre"