Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

29/1/15

LEALTAD Y NOBLEZA

Caerá la noche y seguirá esperando a su dueño.

- "La razón por la cual los perros tienen tantos amigos es porque mueven sus colas en lugar de sus lenguas".
Anónimo

24/1/15

FONTIBRE, NACIMIENTO DEL RÍO EBRO

quiero llegar al mar
que desconozco para huir de la furia
del árbol y la piedra
quiero llegar al mar inalcanzable
para seguir aquí
con la esperanza de huir eternamente
un día la mar de tierra y horizonte
que crece dicen al final de mi calle
sin salida.
Quiero huir hacia el mar
que tengo cobijado
en mi profundo corazón tan solitario.
José Antonio Labordeta.

15/1/15

EL PUENTE DE LA FELICIDAD

¡Qué felicidad de puente!

Fueron muchos los  años que tuvieron que vadear el río cuando bajaba crecido,  cada vez que subían o bajaban de las brañas con los rebaños.

¡Qué felicidad de puente!, así repetido tantas veces que hoy se conoce como "el puente de la felicidad".

Y os aseguro lleva a la felicidad  el empinado camino que se insinúa al otro lado.

7/1/15

HACIENDO REALIDAD...

...alguno de los objetivos que me he propuesto para este año recién nacido.

Porque, como dice el refrán: "Una cosa es predicar y otra dar trigo", y yo no soy de predicar en balde, ayer madrugué y acudí a la llamada de la "Asociación Científica de Estudios Marinos"para ir al Parque Natural de las Dunas de Liencres y colaborar junto a un númeroso grupo de voluntarios, plantando barrón y festuca en una de las dunas más degradadas y tratar de evitar su desaparición.
De entrada hacía frío pero una vez puestos en marcha, con buen ambiente y mucho animo, caminando y saco al hombro nos dirigimos al punto escogido para la plantación.
Tras las breves y sencillas instrucciones, con Los Picos de Europa vigilantes y oyendo romper las olas nos pusimos manos a la obra. Más de seis mil plantas en total, el saco parecía que no se acababa nunca.
  Los barrones forman a modo de diques o empalizadas que detienen el avance de la arena, facilitando el asentamiento de otras especies y la continuidad en la comunidad. Es una planta perenne, rizomatosa, cuyos tayos pueden llegar a medir más de un metro de altura. Sus raíces desarrollan hasta tres metros de longitud, fijan el suelo, a su lado crecerán otras especies vegetales dando variedad y color a las dunas como pueden ser el cardo marino azul, la azucena marítima o la lechetrezna que servirá de alimento a las numerosas orugas del ecosistema.

También se plantó festuca, una planta más resistente al pisoteo que sufren estas zonas tan degradadas y que ayudará a formar esas pequeñas praderas al borde del mar, tan verdes junto al brezo marino y que tanto llaman la atención a quienes nos visitan de fuera.
Poco a poco "mi duna" fue quedando cubierta por un espeso bosquecillo de pequeños tallos que podrán llegar a alcanzar un metro de altura.

Resitirán a la sal, los vientos, los temporales del Cantábrico pero más de una morirá pisoteada por gente sin conciencia que no respeta el esfuerzo de muchos para el disfrute de todos, saliéndose de los caminos marcados.
Consuela ver como han prosperado las plantaciones anteriores y que el esfuerzo de otros voluntarios en años anteriores ha dado tan buenos resultados, donde había vertederos incontrolados de escombro va creciendo fuerte y robusta la festuca.
Me sentiré orgulloso con el paso del tiempo de poder enseñar este espacio natural que forma parte de mi vida desde mis más tiernos años, lugar de recreo y esparcimiento, de veranos soleados.

Aquí  me enseño a nadar mi padre, aquí  fui a pescar con él cruzando arenales y aquí donde enseñé a mis niñas a hacer volcanes y castillos en la arena.