Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

18/7/17

PEÑA VIEJA

Entre muchas de sus frases famosas, el escritor y diplomático italiano Carlo Dossi nacido allá por el año 1849 destaco una que me gustó mucho y que dice:

"Los locos abren los caminos que más tarde recorren los sabios"
Donde más a gusto me encuentro es rodeado de locos que sin llegar a ser sabios recorren caminos ya abiertos porque a los locos nos gusta sufrir hasta en nuestros ratos libres.
También llamaron loco a aquel que veía gigantes por los caminos donde solo había molinos de viento.
Y porque nos llamen locos no vamos a dejar de caminar si al final hacemos cosas que pensábamos que no podíamos hacer.
Si sabemos que al llegar a la cima  hemos de cerrar los ojos y volverlos a abrir para creernos que de verdad existe el mundo que tenemos bajo nuestros pies.
Si algún verbo me gusta es el verbo nacer.
Peña Vieja me ha visto nacer y acercándome a ella he visto nacer el esfuerzo, la amistad y la solidaridad de estos locos privilegiados porque solo a ellos les está permitido,  mientras se agarran a las piedras, ver volar con sus plumas rojas al treparriscos.
Desde aquí vi donde nacen los ríos y las nubes, vi el horizonte del mar donde nacieron estas montañas.
Vi donde nacen los colores y vi caminos nuevos por andar.
Y aunque me habría gustado estar solo me encontré solo y muy a gusto en tan buena compañía.
 "Los ríos profundos fluyen lentamente."

Como el proverbio japonés fuimos bajando lentamente de esta Peña Vieja que con sus 2614 metros de altitud es la cima más alta de Cantabria.

4/7/17

CABEZA TORTORIOS

Aunque la vida se ponga cuesta arriba no podemos parar.
Estamos en el camino elegido y no hay que mirar atrás.
Lentamente hasta la cima hemos de llegar.
Renunciando a los atajos.
No se trata de llegar el primero.
La recompensa será para todos igual.
El oxigeno más puro que se puede respirar.
Buscando aunque esté lejos, todo lo que queremos de verdad.
Haciendo cima con ilusión.
 Estamos en otra dimensión
Descender deprisa, a toda velocidad.
Quiero dormir ya, para soñar de nuevo con las nubes que colgaban sobre la mar.

Breve resumen de una intensa jornada de alta montaña por Los Picos.

Cabeza Tortorios, 2148 metros de altitud por la Canal de Fresnedal.

Más de 1400 metros de desnivel acumulados con unas vivencias para no olvidar.